Clece y Fundecor, cómplices para lograr un futuro más humano

Clece y Fundecor, cómplices para lograr un futuro más humano

Clece colabora con más de ochenta organizaciones de iniciativa social para incorporar en su plantilla a personas procedentes de grupos vulnerables

Clece y Fundecor, cómplices para lograr un futuro más humano

El compromiso con la sociedad, con las personas que la integran, es una de las prioridades que marca la filosofía de trabajo de Clece. Por ello, una de sus líneas de actuación consiste en la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social como mujeres víctimas de violencia de género, jóvenes, o personas con discapacidad.

En la actualidad, Clece cuenta con 784 trabajadores, de los cuales el 16,7% pertenecen a grupos vulnerables. Para conseguir este propósito colaboran con más de 80 entidades. En concreto, en la provincia de Córdoba llevan trabajando en esta línea más de una década. «Durante este tiempo, hemos firmado un total de 223 acuerdos para la inserción laboral de colectivos vulnerables y la realización de prácticas no laborales», explica Juan Antonio Castillo, Gerente de Clece Córdoba. «También llevamos a cabo otras acciones como nuestra participación en ferias de empleo, talleres de orientación laboral o jornadas de sensibilización», añade Castillo.

Colaboración consolidada

Un pilar clave para lograr la inserción laboral de colectivos con menos posibilidades es la estrecha relación madurada durante años que mantiene Clece con las entidades sociales. En Córdoba, trabajan, entre otras, con la Fundación Proyecto Don Bosco y con FUNDECOR, perteneciente a la Universidad de Córdoba.

«Colaboramos con Clece en todo los relacionado con nuestro programa de inserción, es decir, en la preselección de candidatos que se adecuen al perfil de la empresa; la formación a la carta en función de la demanda que tenga la empresa de una determinada ocupación; y en las prácticas no laborales de estas ocupaciones», comenta Rafael Ruiz, técnico de acompañamiento a empresas Don Bosco Salesianos Social Córdoba.

Talleres y prácticas laborales

Este año a través del programa Itinerarios de Inserción Socio Laboral de Fundación La Caixa, Programa Masempleo financiado con FSE, se ha realizado una formación para personas en riesgo de exclusión en el ámbito de la limpieza de edificios y locales.

En él han participado 19 personas, las cuales han tenido la oportunidad de trabajar tras el periodo formativo. De ellos, Clece ha contratado a 12 en sus centros cordobeses, lo que supone un 63% de inserción y el resto de las personas permanece en bolsa para futuras contrataciones. «Todos los años repetimos dicha colaboración con idénticos resultados. Estamos muy contentos y nos enorgullece trabajar con Clece», indica Ruiz. Otra de las entidades con las que Clece colabora en Córdoba es con la Fundación Universitaria para el Desarrollo de la Provincia de Córdoba (FUNDECOR).

«Para los estudiantes, realizar prácticas académicas externas en entidades socialmente responsables como Clece contribuye a su formación integral, complementando su aprendizaje teórico y práctico, y facilitando el conocimiento de la metodología de trabajo adecuada a la realidad profesional, aplicando los conocimientos adquiridos y favoreciendo el desarrollo de competencias técnicas, metodológicas, personales y participativas, consiguiendo que el alumnado se convierta en vehículo de transmisión en las dos direcciones, entre la empresa y la Universidad», manifiesta Librado Carrasco, Presidente Ejecutivo de FUNDECOR y Coordinador General de Transferencia y Empleabilidad de la Universidad de Córdoba.

Los datos avalan este tipo de iniciativas desarrolladas por Clece y FUNDECOR puesto que, por ejemplo, el 30% de los alumnos que han realizado prácticas no laborales en Clece han sido finalmente contratados por la empresa.

Valor añadido

Tanto para Fundación Proyecto Don Bosco como para FUNDECOR son muchas las ventajas de contar con una plantilla diversa, pero la principal es que todas las personas merecen las mismas oportunidades. «Para nosotros diversidad es sinónimo de lograr el enriquecimiento de toda la plantilla y te da una visión 360 grados de la realidad», apunta Ruiz. Casado añade en este sentido que «este tipo de plantillas aporta diferentes formas de entender el mundo, afán de superación, lo que hace que las empresas tengan una mayor creatividad y preparación para afrontar situaciones difíciles, así como que entre los trabajadores haya un mayor sentimiento de pertenencia, tolerancia y generosidad».

El trabajo desarrollado en esta línea atestigua que cuando una empresa incorpora en su plantilla a estas personas se enriquecerse con su talento y del intercambio de experiencias que se produce con estos programas.

Fuente: ABC Córdoba

Horario